Turismo Alteño

Paisajes y miradores Alteños.

Alto Lucero es una experiencia inolvidable.

La característica orográfica del Municipio de Alto Lucero, hace que de manera natural se ubiquen puntos de los cuales  la panorámica de los pueblos y paisajes luzcan un bello espectáculo, a estos sitos se les denomina Paisajes y miradores Alteños.

Actualmente existen en esta Cabecera Municipal 3 miradores, los cuales se encuentran ubicados; el primero en el restaurant llamado “El mirador” en el que podemos apreciar una vista preciosa de la comunidad de Cerrillos de Díaz, la cual esta solamente separada de la cabecera, por la altura y que da la impresión de ser un nacimiento navideño.

El 2º. Lo podemos encontrar en uno de los bordes del panteón Municipal, y que nos permite disfrutar de una panorámica de la región de Pacheco y en general de todo el valle.

Por último el 3º, lo ubicamos en la carretera Alto Lucero-Cerrillos, en el lugar que anteriormente se encontraba un basurero clandestino, ubicado a medio kilómetro de la población, siendo transformado en un área, donde los visitantes hacen un alto en el camino para disfrutar de un contacto directo con la naturaleza, disfrutando el paisaje de la región

Cerro de las Campanas” o “Cerro de Santa Efigenia”

El Cerro de las Campanas es uno de los más altos y que aún se conserva como un monte virgen de la región, ubicado en la carretera Alto  LUCERO-CERRILLOS, a 1 km de esta población, el cual encierra una gran historia de antaño, en la que se especula que existe una caverna dentro de la cual existe un tesoro encantado, según la leyenda este se libera una vez al año, lo cual no se ha comprobado que sea cierto.

Actualmente este cerro es usado para el impulso del vuelo en Parapente, debido al factor de los vientos y sus acantilados de gran altura, además de ser uno de los lugares con más aportación de fauna silvestre en nuestra región, en el que podemos encontrar, tejones, mapaches, armadillos, Zorrillos, zorros, conejos, y un sin fin de aves.

“Cerro de la Mesa de Juan Dorantes”

Este cerro lo podemos ubicar en la Comunidad de Providencia a unos 30 minutos de esta población, en el que aún podemos encontrar una extensión de plantas llamadas Zicadas mismas que se encuentran en peligro de extinción, y que hacen de este bello lugar un paisaje natural que no podemos encontrar en ninguna otra parte.

“Cerro de la Mesa de Juan Dorantes”

Este cerro lo podemos ubicar en la Comunidad de Providencia a unos 30 minutos de esta población, en el que aún podemos encontrar una extensión de plantas llamadas Zicadas mismas que se encuentran en peligro de extinción, y que hacen de este bello lugar un paisaje natural que no podemos encontrar en ninguna otra parte.

“Poza del Tío Ricardo”

Es un riachuelo de montaña situado al poniente de Alto Lucero, el cual en tiempos pasados alimentaba de agua a esta población, y donde podemos apreciar un regalo de la naturaleza al contemplar la enorme cascada que alimenta este paradisiaco lugar, en donde se dan cita lugareños y visitantes en época de calor y así disfrutar de la frescura del agua, considerada una de las pozas más bellas de nuestra zona.

Es un lugar virgen en el que se afirma se han visto nutrias o perros de agua, como los llaman los lugareños. La poza tiene un diámetro de 40 o 50 mts. Y una caída de agua de 20 mts. Adornada de exuberante vegetación.

Además de que también podemos observar una gran variedad de pequeños peces, mariposas y aves propias de esta región.

Cascada “El Chorro”

Ubicado en la zona sierra del municipio por la carretera Alto Lucero –Plan de las Hayas a la altura del Rosillo y a escasos 20 minutos caminando por una vereda hacia el poniente, encontramos un lugar completamente virgen, lleno de vegetación y  de aguas cristalinas en las que encontramos una caída de agua de 180 mts aproximadamente, y el diámetro de esta poza es de 36 mts  y 1 mto. De altura.

Por la exuberante vegetación y la temperatura ideal del agua podemos encontrar camarón de chorrera o llamado “camarón burro”, y camarón Acamaya.

Además de apreciar una vista panorámica del entorno natural misma que nos muestra la Comunidad de Topil en todo su esplendor.